Sobre Cris Terceiro

Soy periodista y comunicadora. Actualmente trabajo en la delegación de la Agencia Efe en Buenos Aires (Argentina) y me ocupo de la corresponsalía permanente de la Televisión de Galicia en la capital rioplatense, considerada la quinta provincia gallega.

Nací en un pintoresco pueblo pontevedrés llamado A Estrada, en Galicia, un 24 de febrero de 1990, época del año que se caracteriza por las frías heladas gallegas y se arropa entre la diversión del “entroido” y la solemnidad de la Semana Santa.

Desde muy pequeña supe que lo mío era contar historias: ver, escuchar y transmitir lo que estaba ocurriendo en distintas partes del mundo. Una versión profesionalizada del “cotilla” común, que dirían muchos.

Como entusiasta del mundo de la comunicación me licencié en Periodismo, y me especialicé en medios digitales y audiovisuales. Todo en la Universidad de Santiago de Compostela.

Siempre con ganas de aprender y saber más, continué mi formación con un Máster en Márketing y Comunicación Política; y un Postgrado en Periodismo Internacional. El sueño de toda viajera incansable deseosa de comerse el mundo.

Una formación que compaginé con mis primeras inserciones en el mercado laboral.

Como apasionada de la radio pasé por la Radio Galega y Arousa Sí Radio.

También fui responsable del departamento de Comunicación y Márketing en varias empresas gallegas que operan a nivel nacional – Cativos y Compostelae – hasta llegar a la delegación de la Agencia Efe en Galicia.

En Argentina he podido perfeccionar mis habilidades como “community manager” y creadora de audiencias digitales, dado que desde hace años he podido formarme y desempeñarme en ambas disciplinas desde los perfiles de empresas, museos y organizaciones. Asimismo, he tenido el honor de presentar y coorganizar en Buenos Aires diversas galas y homenajes a personalidades destacadas del mundo de la cultura y los derechos humanos como el abogado Carlos Slepoy o el escritor Luís González Tosar, entre otros.

Mi otra gran pasión:  viajar y dar a conocer aquellas historias que quizás no son “noticiables” o no logran un lugar entre las páginas principales de un periódico o los minutos de una radio o una televisión, pero que merecen ser contadas.