Argentina presume del tango con un Festival y Mundial que huele a récord

en

EFE | Cristina Terceiro | Buenos Aires, 15 ago 2015

Buenos Aires comienza a vivir una de las citas imprescindibles del invierno austral con la séptima edición del Festival y Mundial de Tango que, para este año, espera un “récord” de público asistente y bailarines participantes.
El concierto homenaje al célebre compositor, director y bandoneonista argentino, Leopoldo Federico, fallecido el pasado mes de diciembre, fue el espectáculo encargado de dar comienzo a una cita que cada año reúne a unas 600.000 personas alrededor de la cultura tanguera.
Con una sala de la Usina del Arte porteña abarrotada, la Orquesta del Tango de Buenos Aires y su Orquesta Típica, capitaneadas por los maestros Raúl Garello, Juan Carlos Cuacci y Néstor Marconi, deleitaron ayer a los presentes con el repertorio de uno de los grandes nombres del tango nacional.
Garello confesó a Efe su satisfacción de poder “homenajear a un grande de verdad” por partida doble, al permitirle “estar en presencia con su música, tan seductora y tan atractiva, y el recuerdo como persona que agrega un plus a esta calidad de artistas irrepetibles”.
La figura de Leopoldo Federico, asiduo participante en el festival, continúa muy viva entre los amantes de esta disciplina, tal y como reflejaron a Efe algunos de los espectadores presente en el concierto.
Es el caso de Susana Peril, quien aseguró que, para ella, como amante de la música argentina por excelencia, Leopoldo Federico “es un hombre con una enorme trayectoria que realmente ha hecho escuela en nuestro país”.
Pero este no es el único atractivo de un festival y mundial de tango que presenta en 2015 “cerca de 500 actividades” repartidas en siete espacios emblemáticos de la ciudad de Buenos Aires y que es para el director artístico del evento, Gustavo Mozzi, “un festival verdaderamente popular, masivo, convocante”.
En diálogo con Efe, Mozzi aseguró que el festival demuestra la vigencia de un género que está viviendo “una nueva década dorada”.
Mozzi detalló también que la cita ha logrado convocar a 2.000 artistas, además de un “récord de inscritos en el campeonato de baile”, con cerca de 600 parejas participantes procedentes de 40 países.
Este hecho dota al Festival y Mundial de Tango de Buenos Aires de gran proyección internacional y ha permitido “que agosto se haya transformado en un mes de interés para los extranjeros amantes del tango” hacia la cuna del ritmo del dos por cuatro.
Pero no todo será música durante los próximos quince días: uno de los puntos fuertes de esta actividad es el encuentro generacional “entre los artistas emergentes, aquellos artistas que extienden las fronteras del género y los artistas que son referentes históricos”, añadió Mozzi.
Para el director artístico del festival las nuevas promesas son uno de los agentes más relevantes como encargados de “tomar la posta” y hacer del tango “algo cotidiano y no un fenómeno melancólico o evocativo, si no algo que refleja la cotidianeidad de Buenos Aires”.
Durante los próximos días, Argentina llevará el tango a su máxima expresión a través de conciertos exclusivos, producciones especiales o estrenos, entre otros, que transcenderán al 27 de agosto, cuando la final del Mundial de Tango en las categorías de “pista” y “escenario” consagrarán a los campeones globales de una disciplina que aúna música, ritmo y sensualidad.


Publicado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *